<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1150002162319741&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Venta directa: ¿cómo lograrlo de la mano de tu cadena comercial?

Venta directa: ¿cómo lograrlo de la mano de tu cadena comercial?

Un modelo para fidelizar y afianzar relaciones con tus clientes. En la siguiente nota te contamos cómo puede convertirse en un modelo de negocios para que tu marca articule con otras posibilidades de colaboración con la cadena comercial. Descubrí cómo lograr que tu modelo de venta directa sea inclusivo.

 

Realizar venta directa y favorecer a la cadena comercial, ¿Cómo? En múltiples ocasiones sucede que marcas o distribuidores mayoristas conocen el modelo de venta indirecta y de todas maneras toman la decisión de hacer venta directa. En este caso y por la razón que fuera, eligen crear su propia tienda, hacer marketing propio, publicar y vender a sus clientes, haciéndose cargo de la entrega y – en definitiva – de todo el proceso de venta. Las marcas que optan por este modelo suelen entender que se ofrece mayor credibilidad en los productos adquiridos a sus compradores. Se trata del equivalente a ingresar a un negocio en un shopping/mall de alguna renombrada marca a comprar su ropa, accesorios, productos. Los consumidores finales ingresan al local depositando la confianza en la marca, a la que adquieren directamente sus productos.

Beneficios principales del modelo:

  • Creación de Tiendas Oficiales que aportan seguridad a la hora de decidir una compra directamente a la marca.
  • Generar credibilidad y mayor confianza para con los clientes sin depender de vendedores o distribuidores intermediarios.
  • Construir relaciones más fuertes con los consumidores finales a partir de la personalización de todo el proceso de venta y posventa.
  • Mayor cercanía que favorece un feedback ágil y directo con el que se pueden mejorar los procesos de ventas ponderando la experiencia del usuario.

Definir una estrategia no es elegir un solo camino. Se trata de uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta una marca que se inicia en el e-commerce. Pero de ninguna manera tiene porqué ser un límite. No existe una respuesta ni una receta única para potenciar las ventas. Saber elegir la estrategia más propicia dependerá de las características de tu negocio, de tus productos. Por eso insistimos en que no es necesario elegir una única estrategia, sino que la mejor opción siempre será diversificar, abrir el juego a múltiples posibilidades de llegar a tus clientes.

Es aquí donde decimos que la venta directa puede ser mucho más inclusiva de lo que se cree. Decimos que esta forma de establecerse en el e-commerce de la marca o distribuidor también puede convivir con los modelos de venta indirecta antes mencionados. Existe un concepto errado sobre la venta directa tradicional que la presenta como un modelo en el que los distribuidores y vendedores minoristas no son incluidos en el circuito de ventas y que, por lo tanto, se los perjudica y daña. Para que esto no ocurra, el ecosistema debe ser favorable para todos los actores que participan de la venta de los productos de la marca.

Hablemos específicamente del modelo de venta directa. Cuando la marca crea su tienda oficial y pasa a vender directamente en un Marketplace, tiene también diferentes posibilidades: 1) El comprador ingresa al Marketplace, compra un producto y la marca se lo entrega en un tiempo determinado. 2) El comprador ingresa al Marketplace, adquiere un producto y se encuentra con todas las direcciones que la marca estableció en la plataforma como puntos de retiro. Al estar conectadas a Alephee, la plataforma automáticamente actualiza cuáles de esos puntos tiene stock y “desconecta” aquellos no disponibles, ofreciendo facilidades al consumidor final para decidir su compra. En este último escenario, los vendedores minoristas (abastecidos por la propia marca o distribuidor) solo participan como “pick-ups” del producto adquirido, por lo que no necesitan estar conectados al Marketplace ni disponer del producto comprado.