El ciclo de vida de la información de los productos en 6 simples pasos

El ciclo de vida de la información de los productos en 6 simples pasos

Al comenzar el proceso de digitalización de las ventas, existe una serie de conceptos que tu negocio debe aprender e incorporar. Conocer cómo es el "Ciclo de la información de los productos" será uno de los grandes pasos para aquellas marcas y distribuidores que están en el proceso de creación de su catálogo. A continuación repasamos en unos breves pasos de qué se trata este ciclo completo. 

Cuando se crea un catálogo digital de productos, cada uno de los bienes o servicios pasan a tener una ficha con toda su información disponible. Esto es una serie de datos como nombre, descripción, SKU, atributos que los identifican y hacen únicos dentro de ese catálogo. Esto por supuesto facilita la estructuración de un e-commerce bien organizado para la marca creadora, pero también para toda la red comercial conectada que trabaja con ella. Incluso proporciona una mejor experiencia para los usuarios que compran sus productos online y pueden encontrarlos correctamente detallados. 

Ahora bien, ¿de qué hablamos cuando decimos que los productos tienen un ciclo de vida de su información? En pocas palabras, quiere decir que los productos pasan – como todas las cosas – por diferentes etapas a lo largo de toda su existencia. Se trata de un proceso de evolución muy vinculado a la satisfacción de las nuevas necesidades de los consumidores así como de los cambios que ocurren en cada industria. Este es un proceso de modificaciones y actualizaciones al que no es ajena la información que existe sobre esos productos en cada catálogo digital. Repasemos los 6 pasos por los que un producto atraviesa en su digitalización: 

 

1- ESTRUCTURAR: Seleccionar la categoría del producto. Puede ser una categoría propia o predeterminada por los marketplaces. Saber ubicar al producto comercializado en la estantería correcta lo posicionará mejor a la hora de rastrearlo como parte de la categoría correcta a la que pertenece. 
 
2- CREAR: Es el momento de unificar toda la información estandarizada de los productos. Muchas veces se cuenta con datos desorganizados o desactualizados sobre los productos que tu marca o negocio comercializan. Al momento de la creación existen una serie de informaciones básicas y adicionales que pueden incorporarse a cada ficha de productos y que serán solicitadas en esta etapa. El momento de creación del catálogo digital es uno de los más importantes para lograr todos los objetivos posteriores. Tomarte el tiempo necesario para recopilar toda la información requerida te permitirá desembarcar en el e-commerce de una forma mucho más productiva. 
 
3- VALIDAR: La marca o distribuidor a cargo de la creación del catálogo debe confirmar que la información sea correcta. Una vez creadas las fichas de productos por el equipo de catalogación, deben volver a ser revisadas y validadas por quien esté liderando todo este proceso. Aquí también resaltamos la importancia de dedicarle el tiempo que sea necesario para verificar que no haya errores que luego se arrastren a la publicación de los productos o que demoren todo el proceso. La celeridad con la que puede avanzarse en el proceso de digitalización no debe darse en detrimento de la calidad de tu catálogo digital.  

 
4- COMPARTIR: La información circula, compartir el catálogo con tu cadena comercial, podrá potenciar tus ventas. Si poseés o representás una marca, debés saber que crear un catálogo digital es tan importante como aprender a compartirlo con una red comercial extensa.  

De la misma manera, si sos vendedor minorista, deberás aprender a conectarte con los catálogos digitales de las marcas que mejor se adapten a tus posibilidades y necesidades.  
 
5-ACTUALIZAR: Cuando la información del producto se modifique, esta deberá ser actualizada dentro del catálogo. Una de las ventajas de contar con un catálogo digital automatizado reside en que todos los participantes de la cadena comercial conectados pueden ver las modificaciones realizadas en tiempo real. La marca podrá actualizar u otorgar permisos a sus sellers conectados para incluir nuevos datos sobre sus productos ya publicados que, nuevamente, deberán ser validados. 
 
6- RETROALIMENTAR: Luego de la actualización, es importante volver a compartir la nueva información con distribuidores y vendedores. Una vez completado el ciclo, es importante continuar atento a todas las modificaciones que vayan surgiendo y que puedan mejorar o potenciar la información ya disponible. Las ventajas de tener un catálogo con información siempre actualizada son invaluables porque inician un proceso de constante mejora en el que toda la red que participa de la venta de tus productos se retroalimentará siempre.